Categories
Historia de la Iglesia Tradiciones

Proposito del Arrebatamiento de la Iglesia

La iglesia tiene un proposito especial en el arrebatamiento. Jesus la elevara a una posicion de honor y ella sera la representante suya ante el mundo. La iglesia es el cuerpo de Cristo, y el Espiritu Santo mora en ella.

La iglesia tiene un proposito especial en el arrebatamiento. Jesus la elevara a una posicion de honor y ella sera la representante suya ante el mundo. La iglesia es el cuerpo de Cristo, y el Espiritu Santo mora en ella. Por esta razon, la iglesia tiene un papel importante en el arrebatamiento. Jesus quiere que la iglesia sea purificada para que este lista para estar con El en el cielo.

Te puede interesarProposito del Arrebatamiento de la Iglesia

Que es el arrebatamiento

El arrebatamiento es la reunión de la iglesia con Cristo.

Cuando Jesús venga en gloria, los santos que están muertos serán resucitados primero. Luego, los que aún están vivos serán arrebatados para estar con él. 1 Tesalonicenses 4:13-18 nos dice:

“Nadie puede saber el día o la hora, ni siquiera los ángeles en el cielo ni el Hijo, sino solo el Padre. Porque como fue en los días de Noé, así será el arrebatamiento de la iglesia. En los días anteriores a Noé, la gente estaba comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento hasta el día en que entró Noé en el arca; y no se dieron cuenta hasta que vino el Diluvio y los arrastró a todos. Así será también el arrebatamiento de la iglesia: las mujeres estarán embarazadas o criando niños cuando aquel día llegue, porque no habrá un momento en que la humanidad esté totalmente a salvo. Entonces, vendrá el Fin, cuando Jesús envíe a sus ángeles para arrebatar a su pueblo. Los ángeles se apoderarán de los que son fieles a Cristo y los llevarán al cielo. Los inconversos quedarán atrás y verán la destrucción que viene sobre la tierra”.

El objetivo del arrebatamiento es reunir a los santos con Cristo. La iglesia tiene un papel importante en este evento. Jesús quiere que la iglesia sea purificada para estar lista para estar con él en el cielo.

Solamente Dios sabe cuándo va a ocurrir el arrebatamiento, pero será similar a los días de Noé. La gente estará actuando normalmente hasta que llegue el momento en que Jesús envíe a sus ángeles para arrebatar a su pueblo. Los santos fieles a Cristo serán llevados al cielo, mientras que los inconversos quedarán atrás y verán la destrucción que viene sobre la tierra.

Que es el rapto de la iglesia

El rapto de la iglesia es la reunión de los fieles con Cristo. Cuando Jesús venga en gloria, los santos que están muertos serán resucitados primero. Luego, los que aún están vivos serán arrebatados para estar con él.

1 Tesalonicenses 4:13-18 nos dice: “Nadie puede saber el día o la hora, ni siquiera los ángeles en el cielo ni el Hijo, sino solo el Padre. Porque como fue en los días de Noé, así será el arrebatamiento de la iglesia. En los días anteriores a Noé, la gente estaba comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento hasta el día en que entró Noé en el arca; y no se dieron cuenta hasta que vino el Diluvio y los arrastró a todos. Así será también el arrebatamiento de la iglesia: las mujeres estarán embarazadas o criando niños cuando aquel día llegue, porque no habrá un momento en que la humanidad esté totalmente a salvo. Entonces, vendrá el Fin, cuando Jesús envíe a sus ángeles para arrebatar a su pueblo. Los ángeles se apoderarán de los que son fieles a Cristo y los llevarán al cielo. Los inconversos quedarán atrás y verán la destrucción que viene sobre la tierra”.

Diferencia entre rapto y arrebatamiento

El rapto es la reunión de los santos con Cristo. El arrebatamiento es la reunión de la iglesia con Cristo. La diferencia principal es que el rapto incluye a todos los fieles, mientras que el arrebatamiento solo incluye a la iglesia. Jesús quiere que la iglesia sea purificada para estar lista para estar con él en el cielo.

Solamente Dios sabe cuándo va a ocurrir el arrebatamiento, pero será similar a los días de Noé. La gente estará actuando normalmente hasta que llegue el momento en que Jesús envíe a sus ángeles para arrebatar a su pueblo. Los santos fieles a Cristo serán llevados al cielo, mientras que los inconversos quedarán atrás y verán la destrucción que viene sobre la tierra.

Las tres posturas del arrebatamiento

Existen tres posturas principales acerca del arrebatamiento: pre-tribulación, post-tribulación y mid-tribulación.

La postura pre-tribulacionista sostiene que el arrebatamiento ocurrirá antes de la tribulación. La iglesia será reunida con Cristo antes de que comience la persecución.

La postura post-tribulacionista sostiene que el arrebatamiento ocurrirá después de la tribulación. La iglesia pasar á por la tribulación, pero será reunida con Cristo al final.

La postura mid-tribulacionista sostiene que el arrebatamiento ocurrirá en medio de la tribulación. La iglesia pasará por una parte de la tribulación, pero será reunida con Cristo al final.

Cada postura tiene sus propios defensores y detractores. Ninguna puede ser probada con absoluta certeza. Lo que sí está claro es que el arrebatamiento será un evento sobrenatural que nadie podrá anticipar.

Cómo prepararnos para el arrebatamiento de la iglesia

El arrebatamiento de la iglesia es un evento que nadie puede anticipar. Por lo tanto, no hay una manera específica de prepararse para él. Sin embargo, podemos estar seguros de que nuestra salvación está en manos de Dios. Él nos llamará a su lado cuando sea el momento indicado. Debemos permanecer fieles a Cristo hasta el final y confiar en él para nuestra salvación.

Mientras esperamos el arrebatamiento, debemos llevar el evangelio a todas las personas que podamos. Jesús nos llama a ser sus discípulos y a predicar el evangelio hasta el fin del mundo (Mateo 28:19-20). Si cumplimos esta misión, estaremos seguros en el momento de nuestro arrebatamiento.