Categories
Tradiciones

Principales Enseñanzas del Cristianismo

El cristianismo es una religión que existe desde la antigüedad. Fue fundada por Jesucristo. Esta religión consiste en aquellos que creen en Cristo como su salvador y en otras creencias básicas -que se definen en el Credo de los Apóstoles- sobre la naturaleza de Dios como un solo ser divino con las tres personas que son distintas entre sí pero que comparten una esencia común.

El cristianismo es una religión que existe desde la antigüedad. Fue fundada por Jesucristo. Esta religión consiste en aquellos que creen en Cristo como su salvador y en otras creencias básicas -que se definen en el Credo de los Apóstoles- sobre la naturaleza de Dios como un solo ser divino con las tres personas que son distintas entre sí pero que comparten una esencia común.

Te puede interesarSemejanzas Entre la Iglesia Católica y Protestante

Las principales enseñanzas o doctrinas del cristianismo están contenidas en el Credo Católico/Ortodoxo (que comparten las iglesias católica, ortodoxa, anglicana, de la unión, luterana y muchas protestantes), que resume lo que sus seguidores creen sobre Dios. No enumera todos los dogmas de cada denominación que lo sigue. Hay diferencias fundamentales entre las denominaciones del cristianismo.

Por ejemplo, la trinidad es la creencia y el dogma de que Dios es tres personas, que son un solo dios, como se afirma en el Credo de los Apóstoles, “Creo en Dios Padre Todopoderoso; y en Jesucristo su único Hijo, nuestro Señor”; y como tal, se reconoce que Jesucristo tiene dos naturalezas (divina y humana), así como dos voluntades (humana y divina).

En este artículo compartimos otras principales enseñanzas del cristianismo para poder entender la base de esta religión.

Table of Contents

Jesús fue la encarnación de dios

En el cristianismo, Jesús se convirtió en nuestro Salvador porque con su muerte y resurrección nos ha liberado del pecado y por ende Jesús está a la derecha de Dios en el cielo.

El Pecado

La Biblia dice que el hombre fue creado bueno pero se convirtió en malo debido a un acto de desobediencia. El cuadro pintado en Génesis 3 es que la humanidad cayó en una trampa tendida por Satanás, “el tentador” (Mateo 4:3).

No fue Dios quien creó el pecado; éste surgió como resultado de la propia elección del hombre. El pecado, o alejamiento de Dios, es universal: todas las personas son pecadoras (Romanos 1).

Según la Biblia, los seres humanos no pueden salvarse por sus propios medios (Isaías 64:6). En lugar de ganarnos el camino al cielo con buenas acciones Jesucristo ha ganado nuestro camino a través de su muerte en la cruz (Efesios 2:8-10).

La salvación

La salvación se basa en tres creencias o doctrinas que están claramente establecidas en la Biblia. Se llaman los “Tres Fundamentos de la Salvación” y se conocen comúnmente como Justificación, Santificación y Redención

La primera doctrina de la salvación es la Justificación. Justificación significa ser perdonado por sus pecados, porque usted hizo lo que Dios esperaba que hiciera. Usted le pide a Dios el perdón de los pecados -tanto del pasado como del presente- arrepintiéndose (apartándose del pecado) y creyendo (confiando en Jesucristo).

El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo

En el cristianismo se conoce la frase de El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Esto significa que Dios es tres personas.

Para los cristianos, el Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad. No es otro dios, sino una fuerza o poder personificado que actúa en la humanidad y en el mundo para llevar a las personas de vuelta a Dios. El Espíritu Santo revela la verdad espiritual, convence a las personas del pecado, da sabiduría, capacita a los creyentes para el servicio, da consuelo y paz en medio de la adversidad.

Los siete principales mandamientos

En el cristianismo hay siete mandamientos principales que son llamados los Siete Grandes Mandamientos.

  • Debemos amar a Dios con todo nuestro corazón, alma, mente y fuerzas. Esto significa confiar completamente en Él y no poner ninguna confianza en ninguna otra persona o cosa. Para poder hacer esto debemos aprender a obedecer a Dios completamente.
  • El segundo mandamiento es que debemos amarnos unos a otros como a nosotros mismos. Somos parte de una familia amorosa creada por Dios para la comunión con Él. El respeto mutuo dentro de la familia es esencial porque nos ayuda a crecer en humildad, perdón y perseverancia. Cuanto mejor conozcamos a nuestros hermanos y hermanas en Cristo, más significativa será nuestra adoración a Dios.
  • El tercer mandamiento es que debemos santificar el día del Señor. Según el Domingo de la Cristiandades el día del Señor y no el sábado. El domingo, Jesús resucitó tras morir el Viernes Santo. Se apareció a los discípulos y les dio sus últimas instrucciones antes de desaparecer.
  • El cuarto mandamiento es que debemos honrar a nuestro padre y a nuestra madre. Obedecer este mandamiento es uno de los pasos más importantes en el aprendizaje del autocontrol, porque nos obliga a ponernos límites para poder ser pacientes con los demás. También nos ayuda a aprender a contentarnos poniendo a Dios en primer lugar en todos los ámbitos de la vida.
  • El quinto mandamiento es que no debemos cometer adulterio. Debemos mantener la pasión bajo control fuera del matrimonio con el mismo cuidado que dentro de él, porque la lujuria destruye los matrimonios. La lujuria hace demandas que no pueden sersin violar todo lo que es puro, santo y verdadero.
  • El sexto mandamiento es que no debemos robar. Debemos ser justos en todas nuestras transacciones con los demás, dándoles lo que les corresponde.
  • El séptimo mandamiento es que no debemos matar. Toda la vida pertenece a Dios, por lo que el asesinato es un pecado directo contra Él.

Las doctrinas

  • La primera doctrina de la salvación es la Justificación. Esto significa ser perdonado por tus pecados, porque hiciste lo que Dios esperaba que hicieras. Le pides a Dios el perdón de los pecados -tanto los pasados como los presentes- arrepintiéndote (apartándote del pecado) y creyendo (confiando en Jesucristo).
  • La segunda gran doctrina es la Encarnación, que significa que Jesucristo siempre ha sido Dios y también plenamente hombre, dos naturalezas en una sola persona: humana y divina. Al igual que todos nosotros hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios, Él también lo fue; pero, a diferencia de nosotros, nunca pecó.

    Por su vida perfecta, su muerte sufriente en la cruz y su gloriosa resurrección de la tumba, ÉlLa tercera gran doctrina es la Trinidad. Dios Padre, Dios Hijo (Jesucristo) y Dios Espíritu Santo son tres pero uno. No hay grados de divinidad o de bondad; cada persona posee todo lo que las otras dos personas poseen.

  • La tercera gran doctrina es la Salvación. Salvación significa ser salvado del pecado – tanto del pasado como del presente. Mucha gente cree que puede librarse del castigo eterno diciendo que no fue su intención o que se arrepintió después, aunque no lo suficiente como para dejar de hacer lo que fuera de nuevo. Arrepentirse una y otra vez sin cambiar de vida tampoco servirá de nada, porque volverás a hundirte en tus viejos hábitos.

Los sacramentos

El bautismo es el primer sacramento cristiano, porque Dios lo ha ordenado. Por el bautismo somos sepultados con Cristo y resucitados a una nueva vida en Él. Su gracia lava todos nuestros pecados pasados, presentes y futuros. El bautismo también nos introduce en la familia amorosa de Dios como hermanos y hermanas de todos los cristianos.

La Confirmación nos fortalece para servir a Dios no sólo durante esta vida, sino durante toda la eternidad. Nos permite participar plenamente en el culto público después de haber hecho nuestra primera confesión de fe ante un sacerdote u obispo.

El tercer sacramento es la penitencia, que significa el arrepentimiento que lleva al perdón por medio de Jesucristo. Nos arrepentimos pidiendo disculpas sinceras, restituyendo si es posible (devolviendo lo que has robado o restaurando lo que has dañado), rezandopor la persona a la que has hecho daño, y acudir a un sacerdote para que te aconseje. Arrepentirse una y otra vez sin cambiar de vida tampoco servirá de nada, porque volverás a hundirte en tus viejos hábitos.

La Eucaristía es el cuarto sacramento. Recibimos el cuerpo y la sangre de Cristo comiendo pan de trigo cocido con levadura natural y bebiendo vino tinto de uvas cultivadas aquí mismo, en la tierra. El Papa Pío XII dijo que todo Cristo -cuerpo, sangre, alma y divinidad- está realmente presente en la Eucaristía con la misma seguridad con la que estuvo físicamente presente durante su caminar terrenal.

En el quinto sacramento pedimos a Dios, a través de Jesús, ayuda para superar las tentaciones de pecado. Este sacramento se llama unción de laenfermos. Este sacramento puede ser recibido por personas enfermas, ancianas o moribundas.

Aunque estas no son todas las principales enseñanzas del cristianismo, son algunas que te pueden dar a entender sus principios y tradiciones religiosas.

2 replies on “Principales Enseñanzas del Cristianismo”

Comments are closed.