Categories
Historia de la Iglesia

Iglesia Católica: Opinion de los Papas Sobre la Masonería

La historia de la relación de la Iglesia Católica con las organizaciones masónicas comienza en realidad antes de la creación de la Gran Logia Unida de Inglaterra (UGLE) en 1717

La iglesia católica tiene una historia de conflicto con la sociedad secreta llamada masonería. Este artículo se centra en la visión, la doctrina y la respuesta de la Iglesia católica moderna a la masonería.

Te puede interesarLa Religion mas Practicada en Mexico: El Catolicismo

La historia de la relación de la Iglesia Católica con las organizaciones masónicas comienza en realidad antes de la creación de la Gran Logia Unida de Inglaterra (UGLE) en 1717. La primera encíclica “In Eminenti” del Papa Clemente XII condenó la masonería el 28 de abril de 1738(1), declarándola incompatible con el cristianismo porque los masones hacían juramentos que conllevaban penas temporales y espirituales en caso de romperlos, lo que era contrario a la enseñanza cristiana. Benedicto XIV confirmó esta condena en su bula “Providas”, publicada el 16 de mayo de 1751(2).

El Papa Pío VII

El Papa Pío VII se hizo eco deestos sentimientos en su encíclica “Ecclesiam”, publicada el 15 de agosto de 1821(3). León XII escribió encíclicas denunciando la masonería en “Quo Graviora” (1825) y “Qui Pluribus” (1826)(4).

El Papa Pío XII escribió una fuerte condena de la masonería en su encíclica “Mystici Corporis Christi” (1943)(14). Decía que era imposible que un católico se uniera a los masones porque sus principios básicos eran irreconciliables con el catolicismo. En la misma carta, también condenó a otras sociedades secretas como el movimiento teosófico y los rosacruces(15), que se representaban a sí mismos como superiores a los católicos ordinarios porque tenían acceso a formas superiores de espiritualidad. El Papa declaró que estas organizaciones eran perjudiciales porque intentaban suplantar al catolicismo con falsas doctrinas y vanas tradiciones: “Difunden en el extranjero enseñanzas que a menudo están contaminadas porun misticismo espurio.”

El Papa Pío IX

El Papa Pío IX se pronunció varias veces contra la masonería. En “Qui Pluribus” (1846), declaró que la pertenencia a cualquier secta masónica es incompatible con el catolicismo (5). El mismo Papa volvió a condenar la masonería en dos encíclicas publicadas el mismo día: Etsi Multa (1873)(6) y Quanto Conficiamur Moerore (1880)(7), que supusieron la excomunión de los católicos que se adhirieronpor el decreto “Apostolicae Sedis” [Nota: En 1917, el Papa Benedicto XV anuló esta excomunión en su Constitución Apostólica “Ea Semper”]. Pío IX lamentó además la masonería y sus intrigas durante su pontificado en un discurso a los cardenales el 10 de junio de 1871(8).

El Papa León XIII

El Papa León XIII publicó encíclicas contra los principios y acciones masónicas. Le preocupaba especialmente la influencia masónica en la educación (por ejemplo, en las escuelas públicas) y en la política (9). También escribió un libro llamado “Humanum Genus”(10), en el que hablaba de los argumentos de la ley natural para el orden social y lamentaba cómo estaban siendo socavados por sociedades secretas como la masonería. Así comenzó una serie deencíclicas papales, cartas pastorales y otras declaraciones contra la masonería.

El año siguiente a “Humanum Genus”, León XIII escribió “Libertas” (1888)(11). En esta encíclica, describió cómo la petición de libertad que impregnaba la sociedad moderna no era compatible con el catolicismo porque era una protesta contra Dios mismo. La Carta Apostólica “Etsi Multa” (1873) también hizo una interesante referencia a la visión masónica de la libertad: El Papa decía que si se preguntaba a los católicos qué se entiende por libertad, responderían que significa conocer y atenerse a la ley de Dios lo mejor posible en la sociedad civil(12). Señaló cómo los masones entendían la libertad de forma diferente a los católicos: Ellosdecir que el hombre era libre cuando podía actuar según sus propios deseos sin ninguna restricción, es decir, haciendo caso omiso de la ley de Dios.

Benedicto XV

Benedicto XV escribió en “Ad Beatissimi Apostolorum”, publicada el 1 de noviembre de 1914(13), sobre la naturaleza y el daño de la masonería. Esta encíclica afirmaba que cualquiera que se uniera a una secta masónica sería automáticamente excomulgado de la Iglesia porque la masonería había sido condenada por papas anteriores. En esta encíclica, Benedicto subrayó lo grave que era para los católicos unirse a una sociedad secreta como la masonería: Está prohibido, bajo pena de pecado grave, que cualquier católico… entre en los masones o se una a ellos en clubes o grupos que se hayan formado mni favorecerlos de ninguna manera… ni participar en sus reuniones.

Así, la Iglesia católica condena la masonería desde 1884 porque sus principios y prácticas son contrarios al catolicismo. En particular, la masonería niega el papel de Dios como única fuente de verdad y justicia; sostiene que el hombre no está sometido a una autoridad religiosa exterior; afirma que conduce a la salvación a través de las buenas obras; y tiende al deísmo (la creencia en un ser supremo pero no en la revelación divina)(16).

One reply on “Iglesia Católica: Opinion de los Papas Sobre la Masonería”

Comments are closed.