Categories
Biblia

¿Cuáles son los Pecados de la Biblia?

Responder cuales son los pecados de la biblia requiere comprender e interpretar los diez mandamientos y los pecados derivados de cada uno incluyendo la avaricia, lujuria, ira, gula, envidia, pereza, idolatría, sacrilegio, ateísmo, blasfemia, Perjurio y falsos juramentos, asesinato, eutanasia, suicidio, escándalo, abuso de alcohol, terrorismo, ira, aulterio, divorcio, robo, y muchos más. 

Cuando analizamos nuestra vida cotidiana, pensamos sobre lo importante que es para muchas personas tener una rutina que puedan seguir día a día. En esta reutina, a veces nos gusta tener una misión, una guía, o mínimo un camino para llegar. Para esto, a mucha gente le gusta tener una lista. 

Estas listas incluyen listas de compras, listas de responsabilidades para cumplir, lista de cosas que deseamos alcanzar, y algunos otros ejemplos. 

Siendo católicos, a veces también pensamos en tener una lista de pecados que podamos seguir en nuestras vidas para ser mejores personas y estar en paz con nuestro Señor. De alguna manera, una lista así nos pudiera facilitar la vida. 

En este caso, las lista sería inalcanzable, ya que cuando leémos la biblia,  indisputablemente nos damos cuenta de que si hay un listado de varios pecados, pero igual descubrimos que estos nos son los únicos, y en la búsqueda de todos los pecados posibles, teminamonos dando cuenta que no se pueden poner en una lista. 

Dios siempre nos ha dicho las cosas que son buenas y aquellas que son malas. En un inicio, en el jardín, Dios le dijo a Adán: “De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás” (Génesis 2:16-17). 

Y aunque hay referencias en la biblia, incuyendo los 10 mandamientos, los pecados pueden ser interpretados de diferentes maneras depende de la vida que lleve la persona. Por ende, es importante entender los 10 mandamientos para entonces crear una lista adecuada de pecados, ya que estos se pueden derivar de cada uno de los mandamientos. 

¿Qué son los diez mandamientos?

Los diez mandamientos son una parte de las estatutos o códigos que Dios les otorgó a las personas de Israel. 

Aparte de ser conocidos como diez mandamientos, también se conocen como las Diez Palabras, ya que esto es una definición de la palabra hebrea “aséreth had-devarím,” la que se encuentra en el Pentateuco, igualmente llamado la Torá, que es uno de los primeros cinco libros de la Biblia. 

Para que estos mandamientos fueran recibidos por el pueblo, Dios los escribió en una piedra y se los dió a su profeta Moisés en monte Sinaí (Éxodo 24:12-18). 

Ya que la biblia no le otorga un numero a cada uno de los diez mandamientos, la lista puede que cambie de un libro u escrito a otro/a. De todas formas, los diez mandamientos suigen siendo los mismos, e incluyen: 

  1. Adora solo a Jehová Dios (Éxodo 20:3).

  2. No adores ídolos (Éxodo 20:​4-6).

  3. No uses de manera indigna el nombre de Dios (Éxodo 20:7).

  4. Mantén sagrado el sábado (Éxodo 20:​8-​11).

  5. Honra a tu padre y a tu madre (Éxodo 20:12).

  6. No asesines (Éxodo 20:13).

  7. No cometas adulterio (Éxodo 20:14).

  8. No robes (Éxodo 20:15).

  9. No des falso testimonio (Éxodo 20:16).

  10. No seas codicioso (Éxodo 20:17).

Aunque los diez mandamientos son reglamentos de Dios, estos no tienen que ser seguidos por los cristianos, ya que estos solo fueron otorgados al antíguo pueblo de Israel. Además, los cristianos que fueron de origenes Judíos fueron  “desobligados de la Ley” (Romanos 7:6) y por ende no tienen que seguir los diez mandamientos. 

Igualmente, los mandamientos son útiles, ya que representan la forma de pensar de Dios, y de que aquí también se pueden derivar pecados. 

Lista de Pecados Comunes

Los pecados están divididos en dos categorias: pecados veniales y pecados mortales. 

Los pecados mortales, o capitales, son los cuales hay que confezar, y son aquellos donde la persona tuvo conciencia del mal que se estaba cometiendo. Por ende, se pueden definir como acciones que se hicieron a propósito. 

Te puede interesar: Los siete pecados capitales de la biblia

Ya que los pecados se pueden derivar de los diez mandamientos que Dios le dió al pueblo Israel, podemos hacer una lista de pecados que se pueden cometer en relación a los mandamientos. 

  • Idolatría: Adorar a otros dioses o darle veneración a objetos, sentimientos o personas.
  • Adivinación y hechicería: Pedir espiritual ayuda a poderes fuera de los de Dios.
  • Sacrilegio: profanar o tratar indignamente los sacramentos o todo lo referente a Dios.
  • Ateísmo: Dejar de creer en Dios.
  • Blasfemia: Hablar mal de Dios.
  • Perjurio y falsos juramentos: Jurar de algo que se sabe que no es verdad.
  • Asesinato
  • Aborto: Apoyarlo, incentivarlo y, sea el caso, haberlo cometido.
  • Eutanasia: Apoyarla, incentivarla y, sea el caso, haberlo cometido.
  • Suicidio: Intento de suicidio.
  • Escándalo: Generar escándalo por llamar la atención o herir a otras personas.
  • Uso indebido de drogas
  • Glotonería: Tener gusto por comer de más a pesar de estar lleno.
  • Abuso de Alcohol
  • Terrorismo: Hacer propaganda terrorista y cometer actos terroristas es pecado.
  • Ira
  • Extorsión
  • Adulterio
  • Divorcio
  • Fornicación: Tener relaciones sexuales antes del matrimonio.
  • Pornografía: Mirarlo en videos eróticos o participar de la industria pornográfica.
  • Prostitución
  • Violación
  • Incesto
  • Masturbación
  • Robo
  • Hacer trampa
  • Estafas
  • Apuestas
  • Aprovecharse del inocente
  • Ser testigo falso
  • Adulación: Mentir sobre atributos de un tercero para sacar un beneficio.
  • Mentir
  • Lujuria: Consentir pensamientos sexuales y ver de manera sexual a los demás.
  • Avaricia: No querer compartir tus bienes.
  • Envidia: No alegrarte por las cosas buenas del otro.
  • Mal Testimonio (Tito: 2.7-8)
  • Falta de Fe (He: 10.38)
  • Falta de Amor al Prójimo (1Jn: 3.14,16)
  • Dejar de Orar (1Tes: 5.17)
  • Dejar de Congregarme ( He:10.25)
  • No Predicar (2Tim: 4.2)
  • Orgullo (Stg: 4.6,10)
  • Crítica Destructiva (Fil: 2.14)
  • Hipocresía (2Tim: 3.2-5)
  • Venganza (1Tes: 5.15)
  • Impaciencia (Fil: 4.6)
  • Maldad ( 1 Tes: 5.22)
  • Malos Pensamientos (Fil: 4.8)
  • Dejar de Leer la Palabra de Dios (2Tim: 2.15)
  • Falta de Temor de Dios (1P:2.17)
  • Desobediencia a la Autoridad puesta por Dios (He: 13.17)
  • Juzgar al otro (Stg: 4. 11-12)
  • Malas Palabras ( Ef: 4.29)
  • Maldecir (Ef: 4.31)
  • Apatía (Ef: 5.15-16)
  • Insensibilidad (1Tes: 5.19)
  • Temores ( 2Tim: 1.7)
  • Enojos ( Ef: 4.31)
  • Falta de Perdón ( Ef: 4.32)
  • Inconstancia (Ef: 4.14-15)
  • Descuidar el Don de Dios (1Tim: 4.14)

Aunque esta no es una lista completa de cuales son los pecados de la biblia, esta lista comtiene pecados comunes los cuales se utilizan en varios acontecimientos bíblicos. 

Categories
Biblia

Los Siete Pecados Capitales de la Biblia

Los siete pecados capitales de la biblia son la avaricia, la lujuria, la ira, la gula, la envidia y la pereza. 

Estos siete pecados también son conocidos como pecados cadinales o vicios capitales, los cuales son reconocidos por ser cometidos en modo repetitivo o habitual. 

Te puede interesar: Guía de Como Obtener Indulgencias Plenarias (2021) 

La razón por la que estos pecados existen es ya que la iglesia Católica los ha utilizado como ayuda a las personas a parar sus tendencias infames. 

Cada uno de estos pecados ha sido identificado y definido durante los años del catolicismo por tener referencias y semejanzas griegas y romanas. Una, conocido como Ética nicomáquea es el primer escrito sistemático acerca de la ética escrito por Aristóteles y la cual basa sus tratados sobre la moral. 

En este escrito, por ejemplo, se ve la virtud como manera de resistir al miero y al peligro. El contrario de sta virtud es la cobardía. 

Mientras tanto, la definición de los pecados en la Biblia ha evolucionado durante los años. Ya que cada uno de estos no son referenciados de una manera específica en la Biblia, se han utilizado labores eclesiásticas para definir cada uno de los pecados capitales. 

Por ejemplo, en el año 258, el obispo africano Cipriano de Cartago definió ocho pecados principales en su libro De Mortalitate. Adicionalmente, el monje Evagrius Ponticus escribió sobre ocho vicios o pensamientos malvados. 

Por ende, la historia de los pecados mortales es una bastante fluída, y en este artículo damos definiciones de cada uno de estos pecados capitales de la biblia para que puedas entender cada uno de manera significativa. 

Table of Contents

La Ira – Uno de los Siete Pecados Capitales de la Biblia

La ira es conocida por ser una emoción que se representa cuando la persona tiene una experiencia de enojo o irritación.

Normalmente se reconoce este sentimiento por un cambio el el ritmo cardiaco, ya que puede subir un poco la presión arterial mientras la persona empieza a tener ira. 

Algunos científicos reconocen la ira como un resultado de adrenalina y noradrenalina, lo que puede afecar las hormonas. 

La Gula

La gula es un deseo o inclinación excesiva por la comida y bebida. En este caso, la persona se define por ser glotona ya que no puede contener sus ganas de comer, y tampoco tiene regulaciones sobre su manera de comer. 

Personas con gula normalmente tiene afinidades de sobreperso, lo cual puede ser peligroso para la salud y el bienestar. 

En el caso de la religión católica, la gula es un deseo egoísta y por ende se considera un pecado capital. 

La Soberbia

La soberbia, la cual es a veces definida por ser un equivalente al orgullo, es una impresión y adoración hacia uno mismo, lo cual lleva a la persona a quererse de tal manera que se olvidan de los demás. 

La soberbia es un sentimiento el cual puede ser disimulado, ya que la persona no tiene que demostrarlo fisícamente, aunque muchas personas con demasiado orgullo a veces pueden llegar a enseñarlo deliberadamente. 

A diferencia del orgullo, el cual puede surgir por causas nobles, como ayudar a alguna persona necesitada, la soberbbia es el deseo de ser amado por todos, y es basada en un gozo y deleite de la vanidad y el ego de la persona.

Por estas razones, la soberbia se considera una de los siete pecados capitales de la Biblia. 

La Lujuria

La lujuria es un deseo sexual que no se puede controlar. Aparte de deseo sexual, la lujuria también puede ser considerada un deseo apasionado sobre alguna cosa, no necesariamente una persona. En este caso, el deseo no es considerado sexual pero si excesivo. 

Además de esta definición, la lasciva, que es un sentimiento parecido a la lujuria, es considerada por su apetito desomunal sobre los placeres sexuales. 

La Pereza

La pereza es la manera de evitar ejecutar o hacer actividades. Las tradiciones católicas calsifican a la pereza como un pecado ya que esta puede crear otros pecados. 

Ya que los humanos tenemos un cerebero que consume bastante energía, cuando esta energía no es consumida o utilizada adecuadamente, se considera como un desprecio de esta energía. 

La pereza como tal tiene muchos sinónimos, como vagancia o procrastinación. Igualmente, se considera uno de los sietes pecados capitales de la biblia. 

La Envidia

La envidia es un sentimiento que le causa a la persona desear u obsesivamente querer las cosas que tienen otras personas, ya sean bienes o cualquier cosa intangible. 

La razón por la cual la Iglesia católica considera la envidia un percado capital, al igual que los otros pecados capitales, es porque la envivia llega a crear otros pecados. 

La Avaricia

La avaricia es un inmeso deseo por tener cosas tangibles, como dinero, bienes, y posesiones que tengan un valor para la persona, o algun valor social el cual hace que la persona lo desee demasiado. 

Lo que define a la avaricia es que estos objectos o cosas las cuales la persona desea tiene un valor que va más allá de lo que la persona pueda necesitar pata vivir una vida común. Por ende, esto se considera un deseo excesivo, y algunas veces está asociado con estatus y poder.  

Los siete pecados capitales de la biblia han evolucionado durante la historia de la religión católica y continúan siendo utilizados como manera de ayudar a las personas a no tener deseos excesivos e innecesarios.