Categories
Biblia Uncategorized

7 Pecados Capitales en la Biblia Reina Valera

Los 7 pecados capitales se retoman a historias bíblicas que ilustran cada uno de ellos: orgullo, envidia, ira, pereza, avaricia, gula y lujuria.

El pecado es no es un concepto nuevo. De hecho, la primera mención del pecado en la Biblia es durante la historia de la creación, cuando Adán y Eva desobedecieron a Dios al comer del fruto prohibido. Pero, ¿qué es exactamente el pecado? ¿Es sólo algo que hacemos mal o tiene un significado más profundo?

Te puede interesarParte de la Biblia Habla de los 7 Pecados Capitales

Los 7 pecados capitales se retoman a historias bíblicas que ilustran cada uno de ellos: orgullo, envidia, ira, pereza, avaricia, gula y lujuria. Para ser claros, hay muchas interpretaciones de estos versículos bíblicos, por lo que su versión podría no ser completamente exacta, pero en general hizo un excelente trabajo al dar a los lectores una lección a través del entretenimiento.

El pecado en sí se puede definir como una “maldad” o una acción que ofende a Dios y/o viola sus leyes. Cada uno de los siete pecados capitales desafía uno o más mandamientos, aunque algunos pueden encajar en la descripción de más de un pecado.

Los Siete Pecados Capitales y sus correspondientes versículos bíblicos son los siguientes:

Orgullo

Para el Orgullo, tenemos 1 Samuel 16:6 que dice “Porque el Señor no ve como ve el hombre; porque el hombre mira la apariencia externa, pero el Señor mira el corazón.”

Envidia

“Alegrémonos y regocijémonos y démosle gloria. Porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado” -Revelación 19:7

Para la Envidia, tenemos Génesis 3:6 “Y viendo la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y que el árbol era codiciable para alcanzar la sabiduría, tomó de su fruto y comió; y dio también a su marido con ella, y él comió.”

Ira

“Pero yo os digo a vosotros que oís: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os odian,” – Lucas 6:27. Cada uno puede interpretar esto de manera diferente pero aquí está mi interpretación de este verso. Personalmente pienso que cada persona debe amar incluso a sus enemigos incondicionalmente. Eso es lo que todos estamos llamados a hacer.

Pereza

“Vino y se los llevó, y Elías subió al cielo en un torbellino”- 2 Reyes 2:11. Algunos puntos de vista piensan que esto se trata de Eliseo, otros piensan que se trata de Jesús.

Codicia

Proverbios 11:24 “Uno da gratuitamente, y se enriquece; otro retiene lo que debe dar, y sólo sufre carencias.” Esto significa que no debemos ser egoístas con nada de lo que tenemos – incluso si recibimos más que nuestro vecino no debemos volvernos codiciosos o celosos de lo que ellos poseen.

Glotonería

“Puedes comer, pero no debes comer demasiado” – Eclesiastés 5:10. Esto significa que debemos estar contentos con lo que tenemos y sólo tomar la cantidad necesaria; no seas codicioso.

Lujuria

Mateo 5:27-28 “Habéis oído que se dijo a los antiguos: “No cometerás adulterio” Pero yo os digo que todo el que mira a una mujer para codiciarla, ya ha cometido adulterio con ella en su corazón.” Nuestra meta debe ser la completa pureza y santidad. Debemos mantener nuestras mentes puras y sin contaminar el pecado y la tentación.

Avaricia

La avaricia se revela en la biblia en varias maneras. La primera es Éxodo 20:17, que dice: “No codiciarás la casa de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo o sierva, ni su buey o burro, ni nada que sea de tu prójimo.” El significado de este mandamiento se aclara cuando continuamos leyendo en el mismo capítulo y aprendemos sobre los castigos por romperlo. Por lo tanto, vemos que el castigo por robar algo es diferente al de codiciar.

La segunda referencia bíblica se encuentra en 1 Timoteo 6:6-10 donde Pablo da una lista de los que irán al infierno como los blasfemos y los que aman el dinero. Él dicePero la piedad con satisfacción es una gran ganancia. Porque nada hemos traído a este mundo, y es seguro que nada podremos sacar. Y teniendo alimento y vestido, con esto estaremos contentos.” Esto significa que la avaricia nos hace estar descontentos – siempre pensando que hay algo mejor por encontrar, en lugar de apreciar lo que ya tenemos.

Con demasiada frecuencia nos encontramos rodeados de cosas que no nos aportan más que vacío. Nos no debemos juzgar a los demás por sus errores y nunca debemos culpar a Dios.

Lo que todos necesitamos es escuchar la voz de Dios y no nuestros propios deseos. A veces puede ser difícil, pero es posible superar los siete pecados capitales si confiamos en el amor y la misericordia de Dios.